lunes, 9 de marzo de 2015

Mi razonada pasión


Hay pasiones que te llevan a controlar la razón,
razones para pensar que no hay nada mejor que dejarse arrastrar por la pasión,
y ante ello una salida con atisbos de distopía, utopía apocalíptica…
pasión razonada, amordazada, sal que no quema tus heridas, no sirve para nada. Tírala

Él me hizo sentir tan pecado, tan culpa  y con ello tan feliz
que la inocencia se vistió de nada y Dios se suicidó… ya no había necesidad de perdón.


Pdta: La pasión ha dejado mi piel y se ha traslado a mis ojos, veo el fuego de la pasión en cada paso que doy.  

miércoles, 25 de febrero de 2015

Uno


Sólo por este momento seré yo… sólo por este momento dejaré que seas tú.
En este escenario,  se me revela que somos uno, que nada nos separa, o lo que nos separa es el deseo  de que exista un tú y un yo, porque así siento que me necesitas.
Qué duro es saber que uno más uno es uno.


Pdta: ¿Me permitiré y te permitiré ser…más de un minuto?

miércoles, 18 de febrero de 2015

Mi botella azul

La vida es verbo, la vida simplemente es.
Cada día, lleno una botella de vidrio azul con un litro de agua y la dejo junto a la ventana, para que los rayos del sol le brinden su energía y deleiten mis ojos con los espectros de luz que no hacen más que sorprenderme… la belleza es tan sencilla.

Lo más curioso, es que he descubierto que mi botella es muy visitada por seres que sólo existen en mis ojos...o también en los tuyos.

Con ustedes...mi botella




y sus amigos


PD: ¿Viven también en tus ojos o sólo en los míos?

martes, 30 de septiembre de 2014

Delirium fiebres



Delirum fiebres
llueve
llora Madrid y se viste de gris
¿Estás triste  por mí?

Quiero pensar que el fuego interno de mi cuerpo
es la hoguera de las vanidades
que vivo en Florencia y que Savonarola quema…
 la epopeya idílica de mi odisea
la leyenda mítica de la realidad de mis sueños
la oda  de ésta ilusa rapsoda
la parábola sin moraleja de mi autobiografía
y las crónicas de un ensayo de vida
…De mi vida

Mi cuerpo afiebrado y tiritando
delira
piensa sin pensar
Hay recuerdos que parecen olvidos
olvidos que parecen silencios
silencios que parecen noches
noches que parecen días…

Delirium fiebres…
Porque
no existe olvido cuando no hay necesidad de recuerdo
Y sin embargo…
Hay días que parecen noches
noches que parecen silencios
silencios que parecen olvidos

y olvidos que parecen recuerdos.


Pdta: Siempre vuelvo a ti Madrid.